4 planes al aire libre para la post-cuarentena

En Enkarterri2020-04-12

Llevamos un mes en cuarentena y a ratos se nos hace cuesta arriba, pero tenemos una certeza: un día más es un día menos. Cada vez está más cerca el momento en que podamos volver a vernos y disfrutar de nuestras calles, paisajes, lugares y sabores en compañía. Hoy os proponemos cuatro planes postcuarentena al aire libre y sin aglomeraciones en Enkarterri, un territorio de récords a un paso de Bilbao. ¡Allá vamos!


El mayor robledal de Bizkaia

Null

El robledal de Remendón es el más extenso de Bizkaia, un bosque de ejemplares enormes y centenarios que se desparrama por la muga entre Turtzioz y Guriezo (Cantabria). Es un lugar increíble para perderse entre los árboles y contemplar sus bellísimas y cambiantes estampas: el manto de hojas que cubre los senderos en otoño, la verde espesura de la primavera y el verano...

El bosque se encuentra en pleno Parque Natural de Armañón, una zona de excepcional belleza que se ha mantenido prácticamente virgen hasta nuestros días. Entre las cumbres y los bosques del parque se extiende una maraña infinita de caminos, rutas y cuevas para practicar senderismo y asombrarse ante la espectacularidad de la naturaleza. Aquí se encuentra la cueva de Pozalagua, famosa por ostentar la mayor concentración de estalactitas excéntricas del mundo.

Estas formaciones de grosor milimétrico desafían las leyes de la gravedad y se entrelazan caprichosamente para formar un mosaico espectacular. La cueva está en Karrantza, un valle de inmensas panorámicas de postal y rincones únicos. ¡Los selfies salen solos!

Más info: Ruta Armañón (Ayto. de Turtzioz).

 

Aventuras en los árboles

Null

¿Qué os parece liberar en las alturas el estrés acumulado tras tantos días de confinamiento? Sopuerta Abentura es el mayor parque de aventuras en los árboles de Euskadi. Puentes tibetanos, circuitos de tirolinas, lianas, redes de abordaje… Un espacio para todos los públicos (también para los más peques) en el que la adrenalina y la diversión se combinan a partes iguales.

Sopuerta es un valle repleto de caseríos, casas-torre y ermitas construidas junto a pequeños cosos taurinos, una particularidad de Enkarterri. Muy cerca del parque de aventuras transcurre la Vía Verde de los Montes de Hierro, la más extensa de Euskadi: 42 kilómetros que siguen las huellas de los viejos trenes mineros hasta los acantilados del Cantábrico. La ruta está salpicada de enclaves de inmenso valor ecológico y vestigios industriales: túneles, hornos de calcinación, molinos centenarios...

❱ Más info: Sopuerta Abentura.

 

Un monte bocinero

Null

Aunque no es el pico más alto de Enkarterri, la cima del Monte Kolitza es sin duda la más emblemática. Sus 879 metros de altitud ofrecen una impresionante panorámica de 360º sobre Balmaseda y los valles vecinos. El alcance de sus vistas y la espectacularidad de la acústica le merecieron el título de monte bocinero junto con otros cuatro de Bizkaia. Desde su cima, coronada por una ermita románica, se llamó durante siglos a Juntas Generales de Gernika con hogueras y toques de corneta.

La ruta hasta el Kolitza parte desde detrás del Ayuntamiento de Balmaseda, la primera villa fundada en Bizkaia. Una vez en el barrio de Pandozales, el trayecto se prolonga durante 6,5 kilómetros entre hermosos paisajes poblados de coníferas: atrás quedan caseríos, viñas de txakoli y la ermita de San Isidro Labrador.

La ascensión está marcada en blanco y negro y debidamente señalizada, por lo que no tiene pérdida. No podemos desaprovechar la ocasión de descubrir la villa medieval de Balmaseda y sus lugares más icónicos, como el célebre Puente Viejo, del siglo XIV.

❱ Más info: Ruta de ascenso al Kolitza (con imágenes).

 

La ruta del hierro

Null

Esta ruta se adentra en las entrañas de los Montes de Triano, cuna de la actividad minera y la industrialización de Euskadi. De aquellos días guardan testimonio las sobrecogedoras panorámicas forjadas por la extracción del hierro. Los montes se han reforestado y los antiguos yacimientos a cielo abierto son hoy lagos rodeados de zonas verdes en medio de la naturaleza más exuberante.

La ruta arranca en Ortuella, junto a la ekoetxea Meatzaldea - Peñas Negras, y continúa ladera abajo hacia el valle de Galdames. Durante el recorrido podemos observar las consecuencias de la actividad minera (grietas, galerías, ruinas de asentamientos mineros, planos inclinados…) y el poder de regeneración del entorno, con sus paisajes kársticos atravesados por arroyos.

El paseo nos acerca a la impresionante cueva-mina de La Magdalena, abierta en la ladera caliza. En su entrada se halla la ermita de La Magdalena. También encontraremos numerosos vestigios mineros, entre ellos las ruinas del antiguo hospital de mineros de El Saúco. Es recomendable no salirse de los senderos señalizados.

❱ Más info: Descarga la ruta en PDF.

 

Más noticias