Karrantza Harana

Paraíso natural

El valle de Karrantza, situado en la zona más occidental de Enkarterri, es el municipio más extenso de Bizkaia, con una extensión de 137,87 km2

En pocos lugares la naturaleza se manifiesta con tanto esplendor como en Karrantza. Es uno de los valles alejados de Enkarterri: un lugar de récords, de panorámicas de postal y sorpresas en cada esquina.

Al llegar a Karrantza a través del Alto de la Escrita disfrutaremos de una de las mejores vistas del valle. Poco después de iniciarse el descenso del puerto, tomaremos un desvío a la derecha que nos lleva hasta El Suceso. En este barrio, muy querido por los carranzanos, encontramos la imagen de la Virgen del Buen Suceso, que domina el valle y constituye otro mirador natural del mismo, además de un Santuario y un coso taurino.

Existen múltiples rutas para conocer a pie el valle de Karrantza y disfrutar de la exuberante vegetación y las maravillosas vistas que ofrece al visitante. Desde el Parque Natural de Armañón obtendremos una vista panorámica del valle, formado por encinares, hayedos y robledales que se extienden al amparo de impresionantes macizos rocosos que crean espectaculares relieves. Las formaciones calcáreas albergan más de 200 cuevas y simas. Entre ellas, destaca la cueva de Pozalagua, conocida por sus estalactitas excéntricas. Tenemos la posibilidad de conocerla en profundidad participando en una visita guiada. Muy cerca se encuentra la Torca del Carlista, sima sólo accesible para espeleólogos expertos, considerada la más grande de Europa.

Junto a la Cueva de Pozalagua se encuentra el Centro de Interpretación del Parque Natural de Armañon y los Montes de Ordunte, donde podremos descubrir detalles del espectacular entorno natural que nos rodea, así como de su flora y su fauna.

Para disfrutar de la naturaleza, pero también para aprender de ella, está Karpin Fauna, una finca de veinte hectáreas con más de 200 animales que harán las delicias de los más pequeños de la casa. Centro de acogida de fauna silvestre que busca educar y concienciar sobre la importancia en el trato a los animales.

Cerca de este parque podemos admirar también la iglesia de San Andrés de Biañez, adornada con pinturas murales renacentistas y símbolos masónicos, y convertida en museo.

Desde Concha podemos acceder a los rincones de la parte más occidental de Karrantza. Una posible ruta es la que comienza en Ahedo y llega hasta La Lama para ver el hermoso palacio y ermita del Conde de Villapaterna.

El valle se reparte en 49 barrios agrupados a su vez en dieciséis concejos o parroquias: Ahedo, Aldeacueva, Bernales, Biañez, La Calera del Prado, Lanzas Agudas, Matienzo, Pando, Presa, Ranero, San Ciprian, San Esteban, Sangrices, Santecilla, Sierra y Soscaño. En Concha se ubica el centro administrativo del municipio.

¿Quieres saber cómo llegar? Te lo indicamos.