Restaurante Concha Casa Garras

Karrantza Harana

Cocina tradicional con un toque de autor

La familia Llamosas lleva cuatro décadas regentando Casa Garras, en Carranza. Empezaron Bernardíno Lla­mosas y su mujer Pilar Tejera. Con ellos ya estaba su hijo José Mari, que echó los dientes en el local, y con el paso del tiempo se sumó Natividad Orcasitas, su mujer, quien guisa estupendamente. No resulta extraño, con estos antece­dentes, que a Txema Llamosas, hijo y nieto de los antedichos, le haya dado por meterse entre fogones. Así que a este joven, creativo, innovador y gran profesional, conviene seguirle la pista.

Quien se acerque a este restaurante tiene dos alternativas. Puede pedir platos clásicos (pescados a la plancha, cordero o chuletón) u optar por una ver­sión más creativa, que es la que repre­senta Txema, estudiante de hostelería en Artxanda y formado en las cocinas del Azurmendi, con Eneko Atxa, Arzak y Bullí, donde ha aprendido gran parte de lo que sabe de la mano de Ferrán Adriá. Hace un año volvió a Casa Garras, dispuesto a poner en práctica todos los conocimientos adquiridos.

Sus platos se basan en los productos de temporada, siempre de primera calidad, desde las verduras de los caseríos cercanos a la carne de sus propias vacas. De carta, tiene platos excelentes, como las gambas de Huelva atemperadas sobre velo de vinagreta de remolacha, lámina de bacalao con guiso de sus callos y jugo de morrones, pulpo asado en espuma de romesco, aceituna y concentrado de tomate, foie fresco con cremoso de nueces y pasas, meloso de pichón, jengibre y escarcha de coco o pichón de Araiz con guiso de sus muslos rebozados en pistachos. Además, tiene postres deliciosos y un pan rico, rico.

Texto: Txema Soria (GPS)

 

Tipo de cocina

Pilar Tejera, la abuela de la familia y funda­dora de Casa Garras, continúa al frente de los fogones. Sus platos, clásicos y tradicionales, tienen asegurado un sello propio de calidad.

Ponen, y es un buen ejemplo, unas estu­pendas alubias rojas -tienen hasta 8 tipos diferentes- con sus sacramentos. Hay tam­bién ensalada templada de bacalao, almejas a la marinera, rodaballo, cogote de merluza con refrito, chuleta de vaca de Carranza, con un sabor inmejorable, cor­dero asado o, de postre, panchineta casera con chocolate tibio.

 

Petite txakolina

Petite txakolina es la nueva creación de Casa Garras. En 2012 dio comienzo este pequeño sueño con la plantación del viñedo de la familia Llamosas-Orcasitas, en el que tantas ganas e ilusión se han invertido. Petite Txakolina se vendimió el 15 de octubre de 2015 con el objetivo de alcanzar una maduración equilibrada. Es un vino con una elaboración muy cuidada, que ha sido criado sobre sus lías finas durante un periodo de 8 meses. Su venta es directa a través de Casa Garras, por lo que si estáis interesados, llamad al 946806280 o escribid a casagarras@gmail.com a la atención de Pilar Llamosas. ¡Os va a sorprender!

¿Quieres saber cómo llegar? Te lo indicamos.

Información de utilidad

Dirección

Barrio Concha, 6
48891 KARRANTZA (Bizkaia)

Contacto

Tel.: 946 806 280

Página web

www.casagarras.com