Iglesia de San Severino Iglesia gótica

Junto al Ayuntamiento y dominando la plaza que lleva el mismo nombre, se alza la majestuosa Iglesia gótica de San Severino.

  • San Severino Iglesia Balmaseda Bizkaia 1
  • San Severino Iglesia  Balmaseda Bizkaia 2
  • San Severino Iglesia Balmaseda Bizkaia 3
  • Iglesia de San Severino Balmaseda Bizkaia 4
  • Iglesia de San Severino Balmaseda Bizkaia 5
  •  

Está construida bajo la base de otra ermita anterior.

Exterior

La iglesia de San Severino, cuyo nombre rememora el viejo camino jacobeo de Bizkaia, data del siglo XV (iglesia gótica), aunque se pueden encontrar algunos añadidos barrocos, como son los pináculos y los arcángeles.

La portada principal (junto al Ayuntamiento) es muy simple; solamente presenta cinco arquivoltas apuntadas que no presentan decoración y rosetón en la parte alta.

La portada lateral presenta un arco de entrada apuntado entre 2 contrafuertes con cinco arquivoltas de las que solamente dos están decoradas. Bajo éstas se encuentra un gran tímpano y parteluz con la imagen del Salvador (San Severino: Vocación Jacobea).

La torre y el campanario, mucho más decorado y ornamentado, son de estilo barroco aunque construido sobre un basamento gótico anterior. Constituye la parte más nueva de la iglesia (S.XVIII - 1726).

El templo fue restaurado a principios del S. XVIII, debido a su estado ruinoso.

 

Interior

La iglesia se divide en tres naves: una central más elevada y dos naves laterales, que a su vez están divididas en cuatro tramos separados por 6 columnas. La nave central acaba en el ábside que es el altar, el cual contiene unas impresionantes vidrieras del S. XIX. En la parte trasera de la iglesia se encuentra el coro con un órgano Cavaille – Coll del siglo XIX (1892).

Los techos están hechos a base de bóvedas de crucería, siendo de crucería simple los techos de las naves laterales, y de crucería compleja los de la nave central.

A esta iglesia, y en su primitiva planta, se fueron añadiendo capillas laterales costeadas por las mejores familias de la Villa.

La más interesante de las tres es la de la familia Urrutia: capilla del siglo XVI (gótico – tardío), que presenta un retablo con un calvario, siendo muy interesante su bóveda de crucería con forma de estrella de ocho puntas y con decoración vegetal en su interior. Fue obra de Juan de Rasines y está fechada en 1545, como señala la inscripción de la pared.

La iglesia dispone de 5 tumbas. La de la parte derecha delantera son de la familia Bermejillo, las de detrás se cree que son anónimas y la de la izquierda es de Zumalabe (S.XIV – procedente de la ermita anterior).

¿Quieres saber cómo llegar? Te lo indicamos.

Información de utilidad

Dirección

Plaza San Severino, 1
48800 BALMASEDA (Bizkaia)

Contacto

Tel.: 946 800 074
E-mail:

Horario / Notas

Misas

Miércoles y viernes:
19:00

Sábados y vísperas de festivos:
19:30

Domingos y festivos:
10:00, 11:00 (infantil) y 12:30

Servicios / Información extra

Edificio del barroco, pero dentro de un estilo claramente clasicista, responde al modelo de palacio castellano - montañés, fue construido hacia 1743 por el arquitecto Marcos de Vierna y Pellón.

Se han de destacar importantes reformas posteriores: en 1851, se reforma una parte la fachada principal, por parte del arquitecto Antonio Goicoechea; en 1883, el arquitecto Daniel Escondrillas realiza el enlosado del pavimento con las losas del pórtico y parte de la distribución interior de los pisos superiores. Finalmente, en 1919, el arquitecto H.J. Murga Acebal reestructura el pórtico y el acceso en su estado actual.

Desde la plaza San Severino, tras una escalinata de seis peldaños, se accede a una planta porticada constituida por seis crujías y cinco naves diáfanas. Las dos primeras quedan abiertas a la plaza; la primera se apoya en fuertes machones de piedra y las restantes en pilastras poligonales. La caja de escaleras se desplaza a un cuerpo adosado a la fachada zaguera para dar acceso a las dos plantas superiores.

En la fachada principal encontramos dos plantas. En la primera, cada uno de los vanos está provisto de un balcón, más amplio en el hueco central, adornado con bellas molduras. Sobre éste se halla el escudo de armas que ratifica el carácter oficial del edificio.

La segunda planta posee pequeñas ventanas rasgadas en arco carpanel.