Artzentales

Paisajes de postal

El valle de Artzentales nos recibe resguardado por altas montañas que combinan una rica vegetación con crestas peñascosas que junto con sus caseríos agrupados en pequeños barrios le confieren un carácter inconfundible.

Al llegar a Artzentales, es Traslaviña el primer barrio que nos encontramos, su iglesia de Santa María, de estilo gótico, tiene cierto aire de fortaleza como si la torre protegiera su entrada principal, cercanas a la iglesia, aún se conservan varias casas antiguas de interés como son el Palacio de Orcasitas y la Torre Miranda.

Traslaviña es también el punto de inicio de la Vía Verde, que une los municipios de Artzentales y Sopuerta, para enlazar posteriormente con la Vía Verde Montes de Hierro.

Situado sobre una colina, se encuentra el barrio de San Miguel, núcleo más antiguo del municipio. Presidiendo la plaza, la Iglesia de San Miguel de Linares, que es el resultado de diferentes reformas y añadimientos ocurridos entre los siglos XIII (portada) y XVII (capillas). Entre sus atractivos cuenta el de conservar una portada de estilo románico y el de poseer dos capillas de interés arquitectónico y, sobre todo, mobiliario.

Junto a la iglesia, encontramos el lugar conocido como el “Rebollo del Concejo” es decir, el árbol que marca el lugar donde se celebró, durante la edad media, el concejo abierto alrededor de una gran mesa de piedra. A estas reuniones acudían las administraciones de cada una de las diez pequeñas repúblicas que formaban la comarca de Encartaciones.

Junto al frontón de la localidad encontramos una estrecha carretera que pasando junto al barrio de Ribas desciende hasta el conjunto de San Antolín formado por la ermita y el coso taurino adosado a la fachada principal del templo. Este tipo de construcciones es habitual en la parte occidental de la comarca y su origen está ligado al carácter festivo de las romerías en las que se celebran las capeas. En ellas se lidiaban vacas monchinas, raza autóctona que vive en estado semisalvaje en las montañas de los alrededores, y que son ideales para embestir por su carácter bravo.

El Roble de San Miguel de 36 metros y medio de altura y una perfecta configuración, se encuentra en las cercanías de San Miguel de Linares es un roble híbrido de roble pedunculado y marojo. El gran tamaño del árbol, así como la forma de su copa y su altura son espectaculares. Actualmente considerado como Árbol Singular Protegido.

¿Quieres saber cómo llegar? Te lo indicamos.

Información de utilidad

Página web

www.artzentales.org

Servicios / Información extra

QUÉ VER

TURISMO ACTIVO

ALOJAMIENTOS

RESTAURANTES

PRODUCTOS AGROALIMENTARIOS