Caserío trucense

El denominado caserío trucense es un modelo de caserío nacido a mediados del siglo XVIII en el entorno de la cuenca del río Agüera (Turtzioz, Artzentales, Valle de Villaverde, Agüera) como consecuencia del desarrollo económico producido por la expansión del maíz. Se sigue construyendo hasta principios del siglo XX.

También ha sido conocido como caserío encartado, aunque ni esta ni la de trucense son denominaciones correctas, pues ni es el único tipo de caserío de la comarca ni es exclusivo de Turtzioz.

Concretamente es una versión local nacida para adaptarse a la nueva realidad socio-económica del siglo XVIII.

  • Exteriormente es de planta alargada y utiliza elementos arquitectónicos ya conocidos como los balcones corridos entre espolones y el tejado a tres aguas con cola de milano y visera. Los balcones proporcionan mayor luminosidad al edificio y crean espacios para secar los nuevos productos (maíz, pimientos…).
  • La expansión del maíz también trae consigo el crecimiento de la ganadería por lo que, interiormente, se hace necesario dejar toda la planta baja para cuadra y todo el camarote para pajar y secadero.
  • Al mismo tiempo se desarrollan nuevos conceptos sociales (ostentación, intimidad…) de ahí que la planta noble se deje íntegramente para las personas y se articule en torno a un largo pasillo que distribuye las estancias: un salón común situado delante, habitaciones a los lados y cocina generalmente detrás.

En Enkarterri este modelo de caserío se extiende por Turtzioz, Artzentales y zonas de Karrantza. También se encuentra en algunois barrios de la Margen Izquierda y en la Zona Minera (en Muskiz, Zierbena y Abanto, principalmente). Es muy poco común, en cambio, en el resto de Enkarterri -donde predomina el conocido como caserío cúbico-, aunque existen ejemplares aislados en Sopuerta, Galdames, Trapagaran o Zalla.

¿Quieres saber cómo llegar? Te lo indicamos.

Información de utilidad