Al mal tiempo, buenos museos

Un recorrido por 4 museos de Enkarterri2018-09-10

Es sabido que el sol no nos quiere tanto como nos gustaría, ¿pero quién dijo que eso fuera un impedimento para exprimir al máximo los días de verano? Con buen tiempo o sin él, tenemos un sinfín de planes para disfrutar del mes de agosto a resguardo. Hoy os proponemos un recorrido por cuatro de los museos más señeros de Enkarterri. Y recordad: al mal tiempo, buenos museos.



En las entrañas de la tierra

Museo de la Minería del País Vasco

Entre asombrosas vistas de la antigua mina Concha II, el Museo de la Minería del País Vasco nos conduce por la turbulenta historia de un mundo del que hoy apenas quedan el recuerdo y las impresionantes panorámicas que dieron nombre a esta tierra.

El museo, situado en el barrio de Gallarta (Abanto-Zierbena), mantiene vivo el recuerdo de la mina y de quienes se dejaron la vida en sus entrañas. Cuenta con una de las mayores colecciones de herramientas y útiles mineros. Su objetivo es difundir la cultura y la historia de la minería en Euskadi. [+ info]


Un viaje a nuestros orígenes

Museo de Las Encartaciones

La Casa de Juntas de Avellaneda fue durante siglos emblema de las libertades políticas de Enkarterri. En ella se reunían los representantes de los concejos, a veces convocados por toques de corneta y hogueras prendidas en la cima de monte Kolitza.

La Casa de Juntas es hoy el Museo de Las Encartaciones, un espacio para la investigación y la difusión de la historia, el patrimonio y la etnografía de la comarca; en definitiva, para conocernos un poco mejor. Está situada en Sopuerta, un valle de postal repleto de senderos y áreas recreativas, ideales para disfrutar de un picnic y de un paseo a pie o en bicicleta. [+info]


Una fábrica centenaria

Fábrica-museo La Encartada

Boinas La Encartada no es tan sólo un museo de boinas. Es una fábrica textil de 1892 que ha llegado a nuestros días tal cual se inauguró entonces. Los edificos, la maquinaria –con sus poleas, correas y turbina– y la antigua colonia obrera nos transportan a la época de su fundación y la revolución industrial en Euskadi.

El museo se encuentra enclavado en un hermoso paraje natural junto a las aguas del río Kadagua, que con la fuerza de su  corriente accionaba la maquinaria de la fábrica. Aún siguen en pie las antiguas viviendas de los trabajadores y una capilla, a apenas dos kilómetros del casco histórico de la primera villa de Bizkaia. [+ info]

 

El último tranvía aéreo

Antigua Fábrica de Dolomitas

El nombre del valle Karrantza va unido al del subsuelo y los macizos de piedra del Parque Natural de Armañón. En la cantera Donosa, junto a la cueva de Pozalagua, se extraía el mineral de dolomía y se transportaba a las instalaciones de la fábrica en tranvía aéreo, el último de Bizkaia, que funcionó hasta el año 1976.

La fábrica fue clave en la industrialización de Euskadi. En sus instalaciones se producían los ladrillos refractarios con los que se revestían los altos hornos. Los ladrillos normales se funden con las altas temperaturas, mientras que la dolomita es capaz de soportar condiciones térmicas extremas.

¡Y, por cierto, presentando la entrada de Dolomitas en Pozalagua, podrás visitar con un descuento de 3 euros!

 

Más noticias